El ex titular de Pemex, Emilio Lozoya, fue detenido en Málaga, España, debido a una ficha roja librada en su contra, derivado de dos órdenes de aprehensión que existen en su contra por su probable responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

Ambas órdenes derivan de la venta de la planta de Agro Nitrogenados y el caso Odebrecht, del cual supuestamente recibió 10 millones de dólares a cambio de sobornos para beneficiar a la empresa brasileña con contratos.

Funcionarios de la Fiscalía General de la República (FGR) indicaron que en los próximos días iniciarán los trámites para solicitar su extradición a México.

La Policía Nacional de España confirmó a MILENIO que el ex funcionario fue detenido al sur del país, en efecto de una orden de captura internacional dictada en contra él.

Detención, “como balde de agua fría” Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya, dijo que la noticia de esta detención fue “como balde de agua fría”, pero se buscará reparar la defensa en España.

“Agotaremos todas las pruebas en el juicio de extradición. Me cayó como balde de agua fría. Ni modo, así es esto.

Tenemos las pruebas, desahogaremos las pruebas que la justicia mexicana no nos permitió desahogar. Tendré que hablar con él y me tendré que ir a España”, detalló. en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Fórmula.

En agosto de 2017, la entonces PGR (hoy Fiscalía General de la República) le envió un citatorio para comparecer por presuntamente haber recibido los 10 millones de dólares de parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Previo al citatorio de la PGR, el diario brasileño O’Globo reveló que Odebrecht habría pagado 10 millones de dólares a Emilio Lozoya a cambio de ganar una licitación de 115 millones de dólares, para el proyecto de remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, Hidalgo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí