28 May, 2022

Todo lo que te gustaría saber sobre el Hidrógeno y no te has atrevido a preguntar

2 min read

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo. Tanto, que el 75% del cosmos está formado por él. Y está llamado a convertirse en el combustible que moverá el mundo, de una manera eficiente y limpia.

En España, llevamos décadas utilizando el hidrógeno con fines muy diferentes. Solo la industria emplea hoy más de 500.000 toneladas de este gas, pero suele tener un origen fósil, por lo que, al producirlo, se emiten contaminantes a la atmósfera. Sin embargo, ahora entra en escena otro actor: el hidrógeno verde, que se postula como un elemento decisivo en el proceso de descarbonización, a nivel mundial y para todos los sectores. ¿Por qué? Porque procede de energías renovables y, al usarlo, el único residuo que se genera es agua.

En diciembre de 2019, durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), la Comisión Europea presentó el European Green Deal, el Pacto Verde, en el cual se plasma una estrategia de descarbonización plena para 2050. En la misma línea, las Naciones Unidas han diseñado una serie de estrategias destinadas a luchar contra el cambio climático, siempre alineadas con la Agenda 2030. Se calcula que el 37% de los fondos Next Generation se destinará a la transición energética. Y, en todo ello, el hidrógeno verde tiene un papel fundamental.

España, por su parte, preparó en 2019 el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030. En él se plantean estrategias energéticas basadas en energías renovables. Pero, para que estas estrategias lleguen a buen puerto, es fundamental buscar una manera de gestionarlas. Especialmente, su exceso. Es precisamente aquí donde entra en juego el hidrógeno verde. Un año después, el 19 de marzo de 2020, se presentó la Hoja de Ruta del Hidrógeno, en la que el Gobierno afirma que destinará más de 1.500 millones de euros a su impulso hasta 2023, a través del Fondo Europeo de Recuperación.