El gobierno británico dio luz verde a una participación limitada de Huawei en el desarrollo de su red de internet móvil 5G, ignorando la presión de Estados Unidos que dijo estar “decepcionado”, a días del Brexit.

Este desacuerdo podría complicarle las cosas a Londres que, tras salir oficialmente de la Unión Europea el próximo viernes por la noche, comenzará a negociar un vasto acuerdo de libre comercio con Bruselas y con Washington.

“Los proveedores de alto riesgo serán excluidos de las partes ‘centrales’ sensibles de las redes 5G”, informó el ministerio encargado del sector digital.

El comunicado no mencionó específicamente al controvertido gigante de las telecomunicaciones chino, pero Huawei afirmó inmediatamente estar “tranquilizado por la confirmación del gobierno británico de que podemos seguir trabajando con nuestros clientes para continuar con el despliegue de la 5G” en el país.

“EU está decepcionado por la decisión del Reino Unido”, dijo un responsable de Washington, para quien “no hay ninguna forma segura de que proveedores que no son de confianza controlen cualquier parte de una red 5G”.

RIESGO DE ESPIONAJE

Estados Unidos lleva muchos meses exigiendo a los países europeos, y en particular al Reino Unido, que excluyan a Huawei de sus redes, alegando sus estrechos vínculos con el gobierno chino y el riesgo de espionaje, que el grupo chino siempre ha negado.

Para limitar los riesgos para su seguridad, Londres permitirá a estos “proveedores de alto riesgo” participar en infraestructuras no estratégicas pero excluyéndolo de las áreas más sensibles por las que fluyen los datos de los clientes.

El gobierno también limitó su presencia a “35 por ciento en la periferia de la red, conocida como la red de acceso, que conecta los dispositivos y equipos a las torres de telefonía móvil”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí