No habrá prórroga para los concesionarios que hayan incumplido con el equipamiento de cámaras de vigilancia y botones de pánico en las unidades de transporte público y, por el contrario, se les revocará el permiso a quienes no cuenten con las medidas de seguridad establecidas, aseguró el gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta.

Posterior a la entrega de apoyos alimentarios a mujeres embarazadas, el titular del ejecutivo aseguró que aquellos concesionarios que se hayan amparado y tengan una suspensión provisional se les respetará, aunque reviró que muchos de ellos los han estado perdiendo.

Referente al hecho de que algunos concesionarios aseguraron tener contrato con empresas que apelan a “la buena voluntad” de las autoridades, manifestó que, si muestran la documentación y disposición para cumplir con los acuerdos se les tomará en cuenta.

“La meta está muy clara. Se trata de mejorar el transporte, lo que tendría que buscar que hagan es apresurar el plazo para que se concrete todo esto de lo que hemos hablado”, señaló.

A pregunta expresa sobre las medidas de seguridad que se tomarán para evitar que concesionarios sean extorsionados por el crimen organizado, Barbosa Huerta indicó que es “una realidad que lamenta”, no obstante, dijo que es importante que realicen las denuncias correspondientes, porque, si bien reconoció tener reportes “de ese tipo”, dijo que de Tecamachalco no tiene información.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí